“Estas heridas son permanentes”: las secuelas que sufren las víctimas de abuso sexual como en el caso de Epstein

Algunas de ellas pudieron construir una vida, pero han lidiado por años con trauma severo, depresión y adicción. Un tercio de las niñas latinas en EEUU sufren alguna agresión sexual. A esto es lo que se enfrentan por el resto de su vida.

El abuso sexual en la infancia tiene efectos psicológicos, emocionales y físicos a largo plazo, muchas veces permanente. Así lo han descubierto las víctimas de Jeffrey Epstein, financiero pedófilo que murió en un aparente suicidio en su celda en Nueva York el mes pasado.

Estas mujeres fueron reclutadas a veces desde los 12 años a una red de tráfico sexual que encabezaba Epstein junto con otros co-conspiradores. Los abusos ocurrieron durante años en sus mansiones en Nueva York, Florida y su isla privada en el Caribe.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad